Delito de Lesa Humanidad

junio 22nd, 2014

Lesa de Humanidad

El Tribunal Oral y Federal de Mar del Plata, integrado por los jueces Alfredo Ruíz Paz, LidiaSoto y Elvio Osores Soler, condenó a la pena de prisión perpetua Jorge Luis Toccalino, excoronel; Alfredo Arrillaga, ex general (quien ya cumplía una condena a perpetua); Eduardo Jorge Blanco, ex coronel; Leandro Edgardo Marquiegui, ex coronel; Ernesto Alejandro Agustoni, ex comodoro; José Beccio, ex vicecomodoro. Además, Fortunato Valentín Rezett, ex militar, quien ya cumplía una condena a prisión perpetua, fue sentenciado a 25 años de prisión; Ernesto Orosco, ex comisario, a 12 años; Mario Jorge Larrea, ex oficial, a 5 años; Héctor Carlos Cerutti, ex comisario, a 5 años; Héctor Francisco Bicarelli, ex subcomisario, a 7 años y Nicolás Caffarrello, ex integrante de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), a 5 años. Los imputados Marcelino Blaustein, ex inspector, y Aldo José Sagasti, ex subcomisario, fueron absueltos.
Los pedidos de condenas.
El Ministerio Público Fiscal, representado por Daniel Adler, solicitó la pena de prisiónperpetua para Agustoni, Beccio, Arrillaga, Marquiegui, Blanco, Toccalino y Caffarello.
Además, pidió la pena de 25 años de prisión para Rezett, 20 para Orosco, 16 para Blaustein, 15 para Bicarelli, 14 años para Cerrutti, 10 años para Sagasti y 8 años para Larrea. El fiscal pidió que todas las condenas sean cumplidas con prisión efectiva.
La querella de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, representada por Gloria León y Eugenia Córdoba Gutiérrez, en forma unificada con la querella de la Provincia de Buenos Aires, representada por Marcelo Ávila, coincidieron con los siete pedidos de prisión perpetua hechos por la Fiscalía. Además, requirieron 25 años para Rezett y Orosco, 16 para Blaustein, 15 para Bicarelli, Cerrutt y Larrea, y 11 para Sagasti.
Por su parte, el Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Mar del Plata,representado por Gustavo Marceillac, coincidió con los pedidos de perpetuas y ademássolicitó 37 años de prisión para Rezett, 30 para Orosco, 24 para Blaustein, 22 para Bicarelli, 21 para Cerrutti, 15 para Sagasti y 12 para Larrea.
La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), representada por César Sivo y Victoria Vuoto, coincidieron en los pedidos de perpetuas y solicitaron 25 años para Rezett, 22 para Orosco, 20 para Blaustein, 15 para Bicarelli y Cerrutti, y 12 para Sagasti y Larrea.
Las víctimas.
Se investigaron los casos de 85 víctimas de delitos de lesa humanidad. Uno de los hechos juzgados es “La Noche de las Corbatas”: entre el 6 y el 13 de julio de 1977 se produjo el secuestro y desaparición de un grupo de 11 personas, casi todos abogados laboralistas. Todos fueron llevados al centro clandestino que funcionaba en el Radar de la Base Aérea de Mar del Plata. Sólo sobrevivieron cuatro de esas víctimas.
Entre los desaparecidos figuran Tomás Fresneda y María de las Mercedes Argañaráz,embarazada al momento del secuestro. Ambos eran el padre y la madre del actualSecretario de Derechos Humanos de la Nación, Dr. Juan Martín Fresneda.
Una confesión
Durante el juicio, el imputado Arrillaga reconoció que “el Ejército realizó detenciones” y que “los detenidos eran asesinados o desaparecidos”.

Video del Tema:

https://www.youtube.com/watch?v=CPHx5pZDy_I

Desplazamiento Forzado

junio 21st, 2014

Desplazamiento forzado

Un juez de la ciudad colombiana de Medellín condenó este lunes a 10 años y cinco meses de prisión a dos empresarios de aceite de palma por su participación en el desplazamiento forzado de personas que residían en las comunidades cercanas de los ríos Curvaradó y Jiguamiandó (noroeste).

La Fiscalía colombiana detalló en un comunicado que el Juzgado Quinto Penal del Circuito Especializado de Medellín emitió la condena contra el empresario, Héctor Duque Echeverry y al administrador de empresas Luis Fernando Zea Medina.

Estas dos personas eran parte de la Promotora Palmera de Curvaradó Limitada (Palmadó S.A.), relacionada con el paramilitar desmovilizado, Raúl Emilio Hazbún Mendoza, alias “Pedro Ponte” o “Pedro Bonito”, cabecilla del frente Arles Hurtado , de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

descarga (4).jpgLa justicia condenó a los dos empresarios por los delitos de concierto para delinquir, desplazamiento forzado e invasión de áreas de especial importancia geológica.

El dictamen del juzgado está dentro dentro de la investigación que se hace del masivo desplazamiento forzado y despojo de tierras de la que fueron víctimas comunidades de afrodescendientes de Jiguamiandó y Curvaradó en la región del Urabá, en el año 1997.

Tres años después la Promotora estableció plantaciones de palma y ganadería en las cuencas de los ríos Jiguamiandó y Curvaradó, ocupando unas siete mil 500 hectáreas.

La situación en la que se encuentran las comunidades negras de Colombia, principales víctimas del conflicto armado, el desplazamiento y la discriminación, las coloca como la población más vulnerable, y en la cual, la educación y otros factores económicos y sociales siguen siendo un grave problema.

image_preview.jpg

Video del tema:

https://www.youtube.com/watch?v=7DeaocqUMd4

Violación de Derechos Humanos

junio 21st, 2014

Masacre de Mapiripán

La Masacre de Mapiripán es el nombre con que se conocen los hechos ocurridos entre el 15 y el 20 de julio de 1997, en el municipio Mapiripán del departamento del Meta, Colombia, que costó la vida de un número no determinado de ciudadanos en manos de grupos paramilitares provenientes de diferentes partes del país.

Según declaró ante la justicia Salvatore Mancuso, máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia hoy desmovilizado y sometido a un proceso de paz, los grupos paramilitares habrían sido favorecidos por la complicidad del ejército, la policía, algunos habitantes y funcionarios públicos y de asesores norteamericanos en el área.  []

El 15 de septiembre de 2005 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por colaboración entre miembros del Ejército colombiano y los paramilitares en la masacre.[]

Semanas antes se prepararon paramilitares en la región de Urabá, norte de Colombia, para efectuar un operativo de ataque frontal contra presuntos colaboradores y auxiliadores de las guerrillas en el sur del país. Esta ofensiva, que se llevaría a cabo concretamente en los departamentos del Meta, Putumayo y Caquetá, fue coordinada por el jefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien fue uno de los cerebros tras muchas otras masacres antes y después junto con Carlos Castaño Gil, jefe de las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) junto con los jefes paramilitares Miguel Arroyave, alias ‘Arcangel’ Héctor Germán Buitrago Parada, alias ‘Martín Llanos’ y Pedro Olivierio Guerrero Castillo, alias ‘cuchillo’ y presumiblemente en asociación con el llamado “zar de las esmeraldas” Victor CarranzaLa llegada de los paramilitares[editar]

El día 12 de julio arribaron dos aviones, un Antonov-32 y un Douglas DC-3 con los últimos paramilitares provenientes de Apartadó y Necoclí, las aeronaves habían despegado desocupadas inicialmente de Bogotá y Medellín, estos últimos descendieron sin complicaciones a pesar de que el aeropuerto estaba controlado por el Batallón Joaquín París y la Policía Antinarcóticos, cerca de allí se reunieron con 200 paramilitares más que estaban uniformados, armados y listos para entrar a la ofensiva.

El día 13 de julio, las lanchas con algunos paramilitares fuertemente armados parten de San José de Guaviare al “Barrancon”, base de la Brigada Móvil 2 del ejército, de 3 batallones contraguerrilla, un grupo de Marina y La Escuela de Fuerzas Especiales del Ejército, un sargento les dio vía libre hacia Mapiripán, por carretera (La Trocha Ganadera) otro grupo se desplazaba en camiones y vehículos todo terreno, ellos anunciaban a viva voz que eran de las “Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá” y llegaban a la región a quedarse, los lugareños curiosos se acercaban a observarlos, la guerrilla se había retirado días atrás de la zona a una reunión interna.

La masacre

Convergen hacia Mapiripán paramilitares provenientes del mismo Meta, del Casanare, Antioquia, Córdoba y de otras zonas del País, que Castaño denominó frente Guaviare de las AUC, igualmente se reúnen con mercenarios extranjeros. Se dispersan por todo el Municipio el 15 de julio, antes de arribar al poblado cometieron los primeros homicidios en la madrugada.

Los paramilitares se pasearon libremente en el pueblo y sus alrededores, a pesar de que era informado sobre el desarrollo de la masacre el Ejército Nacional, la Cruz Roja Internacional, la Procuraduría de la Nación y la Fiscalía. El Estado dejó a la suerte del grupo armado a sus habitantes. Al Mayor encargado Hernán Orozco se lo puso al tanto de la situación por el Juez de Mapiripán Leonardo Iván Cortés Novoa, el primero informo a su superior General Jaime Humberto Uscátegui, recomendándole un operativo militar sorpresivo sobre los paramilitares para evitar asesinatos masivos en los próximos días, el general ordenó al Mayor eliminar el comunicado y cambiarlo y no mencionar nada relacionado sobre los paramilitares.

Durante 5 días con sus noches los habitantes estuvieron a la merced de los criminales, cinturones militares evitaban la salida, las casas eran allanadas, buscando papeles, libros o cualquier elemento que involucrara a sus moradores con la guerrilla, ya estableciendo quienes habitaban, con una “lista negra” previamente elaborada antes de la incursión, capturaban, torturaban, desmembraban, desvisceraban y degollaban a sus víctimas, muchos de los infortunados terminaron arrastrados por el caudaloso río Guaviare, así fueron eliminando las pruebas los victimarios. Las autoridades informaron que fueron asesinadas al menos 49 habitantes y cientos de personas más salieron de la población desplazados.

Condena

Según había señalado la Fiscalía en su investigación, Uscátegui, el 17 de julio de 1997 obtuvo información en detalle proveniente de un subalterno suyo, según la cual un grupo de paramilitares había llegado a Mapiripán con la intención de cometer una masacre. El ente acusador sostuvo que el general “no habría realizado ninguna acción positiva contando con los medios y el deber jurídico de hacerlo, en su calidad de comandante de la VII Brigada, dejando a los habitantes de Mapiripán a merced de un grupo de autodefensas ilegales”.

Esos hombres armados, que hacían parte de las Autodefensas campesinas de Córdoba y Urabá llegaron a Mapiripán, y asesinaron al menos a 39 personas. Un número hasta hoy desconocido de víctimas fue arrojado al río Guaviare , por los mismo homicidas.

El 15 de septiembre de 2005, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado Colombiano como responsable por la masacre, al determinar que servidores estatales y particulares coordinaron las acciones que producirían la matanza. Este miércoles, el Tribunal Superior de Bogotá tumbó la exoneración y lo condenó a 40 años de cárcel, la más alta contra un oficial.

Video del tema

Genocidio- Caso Roanda

junio 21st, 2014

Caso de Roanda

En abril de 1994 el asesinato del general Juvénal Habyarimana y el avance del Frente Patriótico Ruandés desencadena una multitud de masacres[2] en el país contra los tutsis obligando a un desplazamiento masivo de personas hacia campos de refugiados situados en la frontera con los países vecinos, en especial el Zaire (hoy República Democrática del Congo). En agosto de 1995 tropas zaireñas intentan expulsar a estos desplazados a Ruanda. Catorce mil personas son devueltas a Ruanda, mientras que otras 150.000 se refugian en las montañas. Más de 800.000 personas fueron asesinadas y casi cada una de las mujeres que sobrevivieron al genocidio fueron violadas. Muchos de los 5.000 niños nacidos fruto de esas violaciones fueron asesinados.

Las víctimas

Probablemente, nunca se sabrá cuántos muertos provocó. Se calculan entre 500.000 y 1.000.000.[1] Si fueron 800.000 equivaldrían al 11 por ciento del total de la población y 80% de los tutsis que vivían en el país. Además el genocidio y conflicto civil provocó el exilio de dos millones de ruandeses en el entonces Zaire, 480.000 en Tanzania, 200.000 en Burundi y 10.000 en Uganda, junto a más de un millón de desplazados internos.[11] Tampoco se sabe cuántas víctimas ha provocado la venganza tutsi. Aunque se habla del “otro genocidio”, parece que no es en absoluto comparable

Juicios y castigos

El 8 de noviembre de 1994, por resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y en virtud de lo dispuesto en el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, al considerar que el genocidio ruandés era un grave atentado contra la paz y la seguridad internacional, se creó un Tribunal Penal Internacional para Ruanda. Éste tribunal tiene como objeto la persecución de los líderes e instigadores del genocidio.

Al mismo tiempo, una vez que la situación estuvo medianamente normalizada, los tribunales ruandeses iniciaron centenares de procesos en contra de inculpados de cometer las graves violaciones a los derechos humanos. Hasta la fecha más de 700 personas han sido condenadas por los tribunales culpables de genocidio.

Juicios y castigos

El 8 de noviembre de 1994, por resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y en virtud de lo dispuesto en el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, al considerar que el genocidio ruandés era un grave atentado contra la paz y la seguridad internacional, se creó un Tribunal Penal Internacional para Ruanda. Éste tribunal tiene como objeto la persecución de los líderes e instigadores del genocidio.

Al mismo tiempo, una vez que la situación estuvo medianamente normalizada, los tribunales ruandeses iniciaron centenares de procesos en contra de inculpados de cometer las graves violaciones a los derechos humanos. Hasta la fecha más de 700 personas han sido condenadas por los tribunales culpables de genocidio.

Theoneste Bagosora fue encontrado culpable por un tribunal de la ONU y condenado a cadena perpetua. Fue acusado de comandar las tropas y milicias hutu Interahamwe, responsables de la masacre. Además, el tribunal consideró que Bagosora fue “responsable” del asesinato de la primera ministra Agathe Uwilingiyimana y destacados miembros de la oposición, así como de diez soldados belgas.

Además, los jueces condenaron a los oficiales Aloys Ntabakuze y Anatol Nsengiyumva por su participación en el genocidio. El acusado general Gratien Kabiligi fue puesto en libertad.

El ICTR ha sentenciado a 32 personas desde 1997. El más reciente fue el famoso cantante ruandés Simon Bikindi, quien fue condenado a 15 años de prisión por haber pronunciado un discurso en junio de 1994 en el que instó a los hutus a matar a la minoría tutsi

4to Convenio De Ginebra (Video)

junio 19th, 2014

https://www.youtube.com/watch?v=F_vC8b3erYM

IV Convenio de Ginebra del 12 de agosto de 1949

mayo 23rd, 2014

Unidad 2: Cuarto convenio de Ginebra de agosto de 1949, ámbito de aplicación protección de los civiles en tiempo de guerras
Parte I: Disposiciones generales
*Parámetros generales
*Establece obligaciones así como también prohibiciones.
*Protección contra la violencia, asesinatos, mutilación, y tratos crueles, toma de renes y torturas
Parte II: Protección general de la población contra ciertos efectos de la guerra.
*Protección general contra a la población contra conflictos
*Cubren países en conflictos sin ninguna distinción de raza, religión, nacionalidad.
*Alivia el sufrimiento causado por la guerra
Parte III: Situación y trato hacia personas.
*El trato y protección que se le da a las personas protegidas evitando el sufrimiento y castigos masivos.
*Las personas protegida no pueden ser castigados por un delito que no halla cometido.
*Se prohíben castigos colectivos
-Terrorismo
-Intimidación
-Pillaje
-Represaría y estas se consideran crímenes de guerra
Parte IV: Aplicación de la convención. Epígrafe(I)
*Contiene condiciones oficiales y diplomáticos y se agrupa en el epígrafe 1 este similar a los 4 convenios de Ginebra
*Trata de la zona sanitaria y el C.I.C.R
*Trata de la seguridad de la zona sanitaria y territorial ocupada.

Convenios y Protocolo de Ginebra

mayo 1st, 2014

NORMAS VIGENTES
Convenio de Ginebra I – IV
Aprobado el 12 de agosto de 1949 por la conferencia Diplomática para Elaborar Convenios Internacionales destinados a proteger a las víctimas de la guerra.
Entraron en vigor el 21 de octubre de 1950. Son normativas Internacionales que busca regular la forma de hacer la guerra y trata de garantizar los derechos de la población civil, busca dejar al margen de la guerra y las acciones bélicas y obliga a las partes en conflicto a adoptar medidas mínimas de respeto a la persona y la dignidad humana.
I. Convenio de Ginebra, entre los artículos más importantes de los Convenios tenemos los siguientes:
Articulo.9- Actividades del Comité Internacional de la Cruz Roja.
Articulo.15- Búsqueda de heridos, evacuación.
II. Convenio de Ginebra:
Articulo. 17- Heridos desembarcados en un puesto neutral.
III. Convenio de Ginebra:
Articulo. 13- Trato humano a los prisioneros.
IV. Convenio de Ginebra:
Articulo. 16- Heridos y enfermos. Protección General.

I. Convenio de Ginebra
Se refiere a aliviar el sufrimiento que corren los heridos y los enfermos de las Fuerzas Armadas en campaña.
II. Convenio de Ginebra
Concierne es en aplacar el sufrimiento que corren los heridos los enfermos y los náufragos de las Fuerzas Armadas en el Mar.
III. Convenio de Ginebra
Este tratado es concerniente al trato debido a los prisioneros de guerra.
IV. Convenio de Ginebra
Este convenio es relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra.
I-II Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra.
Fueron el 12 de agosto de 1949 por la Conferencia Diplomática para Elaborar Convenios Internacionales destinados a proteger a las víctimas en conflictos armados.
Aprobado el 8 de junio de 1977 por la Conferencia Diplomática sobre la Reafirmación y el Desarrollo Internacional Humanitario Aplicable en los conflictos armados.
Entrada en vigor el 7 de diciembre de 1978 de acuerdo con el articulo 95.
El protocolo I Internacional y el protocolo II (sin carácter Internacional ) pero los dos buscan Reglamentar la forma de hacer la guerra y se relaciona para garantizar los derechos de la población civil.
Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra: están compuestos por VI capítulos y 102 artículos. Articulo 35 normas fundamentales.
Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra: está compuesto por V títulos y 28 artículos. Articulo 12- signo distintivo.
Personas Civiles: El civil se define por contraposición al combatiente (se trata de toda persona que no pertenece a las Fuerzas Armadas).
Población Civil: Se refiere a la población no combatiente que no pertenecen a las Fuerzas Armadas u otros organismos de seguridad, independiente de que sea de la misma nacionalidad.

¡Hola, Bienvenido!

abril 13th, 2014

Te damos la bienvenida a crearblog.com.
Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala… ¡y comienza a publicar!

Si necesitas ayuda acerca del funcionamiento de wordpress visita los manuales de wordpress.

Para acceder a la zona de administración de tu blog pulsa aqui